calidad.png

Desde los inicios de la organización, la Dirección ha entendido la Calidad como algo más que el control del producto o cumplir con los requisitos del cliente.Según Edgard Demming “La Gerencia es responsable del 94% de todos los problemas de calidad. El primer paso a dar corresponde a la Gerencia”. Gracias a ciertos cambios de mentalidad, cada vez son más los Gerentes que acaban por asumir la importancia de la Calidad.

Campaña tras campaña, los clientes con los que colaboramos nos han ido confirmando que el haber adquirido el servicio de Control Calidad Final antes del corte y confección, ha reducido a 0 el índice de reclamaciones o devoluciones por defectos del tejido en las prendas.

Teniendo en cuenta el movimiento actual del mercado hacia una mayor exigencia de calidad para todas aquellos productos fabricados por Europa debido al incremento del valor añadido que eso supone, el hecho de no tener incidencias de este tipo supone un gran éxito para nosotros, pero sobretodo para nuestros clientes, cuyo aumento paulatino de su prestigio se traduce en una mejor posición de mercado frente a sus competidores.

Por ello, debido a la recesión drástica que atraviesa nuestro país y que obliga a los empresarios a ser más competitivos en el mercado, el ínfimo coste que supone realizar un Control de Calidad del tejido antes del corte y la confección, al poco tiempo revierte ampliamente compensado, debido al descenso del coste de la producción, por reducción de tiempos de fabricación y reprocesado, y debido a la mejora de la calidad de sus productos que puede hacer mantener e incrementar la compra de sus clientes.

Como conclusión, decir que esperamos ser vistos por nuestros clientes como una herramienta válida y estratégica para superar las duras exigencias de nuestro sector en la actualidad.